14. mar., 2017

Tratamiento exfoliante para los glúteos,

Ingredientes:

2 tomates maduros y sal gruesa.

Preparación:

Quitamos la piel, los trituramos muy bien y añadimos la sal gruesa hasta conseguir una masa algo sólida y compacta.

Aplicación: Aplicamos nuestro exfoliante casero mediante un suave masaje de movimientos circulares. Dejamos actuar 15min. y aclaramos con abundante agua. (podemos usar una toalla mojada para facilitar la limpieza) y si queremos completar el tratamiento, a continuación, aplicamos crema hidratante.

El tomate refrescará y limpiara en profundidad la piel de los glúteos, contiene minerales, antioxidantes, vitaminas y agua entre otros.