10. may., 2017

Tratamiento reparador de talones,

Ingredientes:

2 das de aceite de girasol, 2 das de vaselina pura sin perfume, 2 das de melaza o miel de caña.

Preparación:

Mezclamos todos los ingredientes en un bol y removemos con una cuchara hasta fabricar una crema densa, untuosa y homegénea.

Aplicación:

A continuación, limpiamos nuestros talones y aplicamos la mezcla con ayuda de una espátula, tapamos con film y cubrimos los pies con unos calcetines de algodón. Este tratamiento es mucho más eficaz si lo realizamos antes de ir a dormir.

La hidratación es el primer paso para la salud y belleza de la piel de nuestros talones. La reserva de agua que tiene la dermis se ve amenazada por la deshidratación y provoca grietas, dolor, piel seca y durezas en esta zona. ¡Muy importante! Tratemos la piel agrietada en sus primeros signos de sequedad.