27. sep., 2017

Tratamiento descongestivo nasal,

Ingredientes:

2.5 gr de sal, 300ml de agua, pizca de bicarbonato sódico (opcional)

Preparación: Tetera en mano calentamos el agua hasta completa ebullición. Añadimos la sal en una taza de agua removiendo hasta completa disolución.

Aplicación:

Con ayuda de una jeringuilla y una vez tibia nuestra solución salina, introducimos el agua por los orificios nasales de la nariz y procedemos a efectuar el lavado descongestivo, inclinando la cabeza lo suficiente para que entre y circule el agua en una y otra fosa nasal. Sentiremos como la solución pasa de un orificio nasal al otro sacando gérmenes y pequeñas partículas de polvo, junto a la mucosidad acumulada.

El lavado nasal se utiliza para eliminar el exceso de mucosidad de las fosas nasales, ayuda en casos de sinusitis y funciona como cicatrizante de heridas internas de la nariz y también alivia y desinflama en casos de inflamación por resfriados nasales y algunos dolores de cabeza.