30. dic., 2016

Tratamiento circulatorio,

Ingredientes:

1 puñado de hojas frescas de olivo, 500ml agua mineral.

Preparación: Hervimos durante 5 minutos los ingredientes en un cazo y colamos el líquido resultante. A continuación, procedemos a la aplicación mediante unas gasas esterilizadas.

Aplicación:

Aplicamos las gasas embebidas de líquido infusión y sobre las zonas del cuerpo con problemas circulatorios, por ejemplo rojeces del rostro o arañitas vasculares; mediante toquecitos y hasta total absorción.

Desde el antiguo Egipto las hojas de olivo son consideradas un símbolo divino por sus propiedades medicinales, hoy, aprovechamos sus beneficios en nuestra piel.