3. dic., 2016

Bolsa terapéutica,

Ingredientes:

500 gr huesos secos de cerezas, bolsa de tela de lino o algodón natural.

Preparación: Introducimos los huesos secos en la bolsa de tela y la cerramos cosiendo el extremo.

Aplicación:

Esta bolsa "antidolor" la podemos calentar en el microondas por un minuto o bien enfriarla en el congelador y aplicarla sobre la zona dolorida de nuestra piel como otras bolsas terapéuticas comerciales.

Los huesos de cerezas son apreciados desde la Edad Media por su capacidad para retener el calor y el frío y aliviar los dolores articulares y musculares más comunes.