13. jul., 2017

Bolsa de gel casera,

Ingredientes:

1 bolsa de congelación de plástico, 2 tazas de agua, 1 taza de alcohol.

Preparación:

Mezclamos los ingredientes y los echamos en la bolsita de plástico hermética. A continuación, vamos a introducir la bolsa en la parte de congelados de nuestro frigorífico y después de una hora vamos a utilizarla para aliviar las zonas musculares inflamadas y doloridas.

Aplicación: 

Utilizada como cualquier bolsa de gel comercial, aplicada sobre la zona a tratar. 

Las compresas frías ayudan a reducir la inflamación y adormecen el área dolorosa. El calor ayuda a aumentar la circulación de un área específica del cuerpo y promueve la cicatrización.