15. dic., 2017

Tratamiento cicatrizante,

Ingredientes:

1 puñito de manzanilla, 1 puñito de salvia, 500 ml de agua.

Preparación:

Preparamos una infusión con los ingredientes, hervimos 5 min. colamos y dejamos reposar 10 minutos. 

Aplicación:

Apropiado para la piel con acné, ezcema o dermatitis. Si la zona de la piel a tratar está en manos o pies realizaremos baños de infusión tibia y si tratamos el rostro vamos a empapar un algodón y lo vamos aplicar mediante suaves toquecitos. Otra forma igual de efectiva para depurar nuestro organismo es tomar un té delicioso de manzanilla y salvia acompañado de una cucharada de miel tres veces en semana.

Esta unión nos ofrece grandes propiedades curativas para nuestra piel. La manzanilla acelera el proceso de curación de heridas leves, desinfectando y la salvia tiene propiedades antiinflamatorias y bactericidas, entre otras.